martes, 5 de agosto de 2008

¿Cuándo Jesús llegó a ser Dios? 1° Parte

La divinidad de Jesús es uno de las doctrinas fundamentales de la Fe Cristiana. Ciertamente existen divergencias en muchos sentidos entre los diversos cuerpos eclesiásticos que se confiesan cristianos, y sin embargo, la divinidad de Cristo es un elemento común, que cruza las simas mas profundas entre protestantes, católicos y ortodoxos. Si alguna esperanza de acercamiento hay entre estos grupos, una de sus principales bases esta en esta enseñanza.

Sin embargo, la idea de que Jesús de Nazaret sea Dios ha sido también una afirmación polémica y ofensiva para muchos a lo largo de la Historia. Normalmente estos debates se han llevado entre teólogos y religiosos, alejados de la mirada e interés del público en general. Pero recientemente esta cuestión pasó al primer plano de la cultura popular, gracias a la publicación de “El código Da Vinci”, de Dan Brown, y toda una serie de publicaciones, documentales y reportajes de la misma índole. Una de las afirmaciones más polémicas, si bien no original, de dicha novela, es la idea de que la divinidad de Jesús no habría sido una creencia original de los cristianos, si no una corrupción posterior. Pero dejemos que el propio Dan Brown mismo nos exponga su opinión:

“—Durante ese encuentro [el concilio de Nicea] —prosiguió Teabing—, se debatió y se votó sobre muchos aspectos del cristianismo, la fecha de la Pascua, el papel de los obispos, la administración de los sacramentos y, por supuesto, la divinidad de Jesús.
—No lo entiendo. ¿Su divinidad?
—Querida —declaró sir Leigh—, hasta ese momento de la historia, Jesús era, para sus seguidores, un profeta mortal... un hombre grande y poderoso, pero un hombre, un ser mortal.
—¿No el Hijo de Dios?
—Exacto. El hecho de que Jesús pasara a considerarse «el Hijo de Dios» se propuso y se votó en el Concilio de Nicea.”

La opinión de Brown no es nueva en absoluto. Ha sido propuesta varias veces por diversos críticos del cristianismo histórico. Por ejemplo, los Testigos de Jehová sostienen una idea muy similar acerca del origen de la divinidad de Cristo. La idea es que los primeros cristianos no habrían considerado a Jesús divino, si no un buen maestro, o quizás un profeta, y que la doctrina habría sido impuesta recién en el Concilio de Nicea, el año 325 d. C., no por razones teológicas, si no políticas por el Emperador Constantino, el malo de la película en este caso.

¿Qué podemos hacer como creyentes respecto a este desafío? ¿Son estas afirmaciones verdad? Mi propósito durante los siguientes posts es revisar la Historia, y descubrir que es lo que los cristianos creían respecto a la persona de Jesús en los siglos que transcurrieron entre la muerte de Jesús y el concilio de Nicea. Espero que sigan conmigo y nos leemos prontamente

1 comentario:

monny_love dijo...

Hola mi niño!!!!
encontré tu blog!!!!!!!!
esta bueno!!
pero deberías poner mas fotitos tuyas!!!

bueno ahora tengo mucho tutito pero = quise pasar a dejarte un saludito...

un besitoo y abrazoo!!!!!